Nuevas palabras para comenzar esta semana con buen pie:

Ínfulas: adorno de lana blanca, a manera de venda, con dos tiras caídas a los lados, con que se ceñían la cabeza los sacerdotes de los gentiles y los suplicantes, y que se ponía sobre las de las víctimas. Lo usaban también en la antigüedad algunos reyes. También se aplica a personas por ser vanidosas o presuntuosas.
Alfonsearse: burlarse de alguien en tono de chanza.
Chanza: hecho burlesco para recrear el ánimo o ejercitar el ingenio.
Deflagración: acto y efecto de  arder súbitamente con llama y sin explosión. Se dice de una sustancia.
Zozobrar: dicho de una embarcación: Peligrar por la fuerza y contraste de los vientos.
Oriundo de: indica lugar de origen. Por ejemplo: es oriundo de Salamanca.
Amedrentar: infundir miedo, atemorizar.
Anatema: maldición, imprecación. En el Antiguo Testamento, condena al exterminio de las personas o cosas afectadas por la maldición atribuida a Dios.
Altisonante: se dice, por lo común, del lenguaje o estilo en que se emplean con frecuencia o afectadamente voces de las más llenas y sonoras.
Escabullirse: huir de una dificultad con sutileza.
Escudriñar: examinar, inquirir y averiguar cuidadosamente algo y sus circunstancias.
Con el altruista propósito de que aquestos vocablos os sean de utilidad en el devenir de vuestro quehacer cotidiano.
En la imagen se pueden observar las ínfulas que cuelgan de una mitra papal.

En la imagen se pueden observar las ínfulas que cuelgan de una mitra papal. Foto: http://ec.aciprensa.com/