Ayer nos despertamos con una noticia destacada para la comunidad de Youtube: la plataforma anunció la posibilidad de ver todos los vídeos en 360º y acompañados virtualmente por Snoop Dogg: Snoopavision. Tal cual lo anunciaron. Para cualquier friki de Youtube esto es una de las mejores sorpresas que te pueden dar…

Bueno, al menos por la parte de Snoop Dogg, que ha sido explotado hasta la saciedad por muchos de los grandes youtubers y por cantidades ingentes de vídeos poco serios de todo tipo, especialmente los vídeos de thug life. La intro de Smoke Weed Everyday y la figura del rapero haciendo círculos con la mano se han convertido en una referencia absoluta para toda la comunidad de Youtube.

Por otro lado, lo de los vídeos en 360º grados es algo (real) que está causando furor en Youtube desde hace unos meses, aunque yo no acabo de entender muy bien por qué. Está claro que es una tecnología alucinante y que tiene aplicaciones interesantes como, por ejemplo, los vídeos en 360º grabados en eventos o desde un drone. Pero se necesita un soporte potente para reproducir los vídeos en alta calidad. En el móvil −que es donde más interesante resulta ver estos vídeos porque se puede mover la imagen con los dedos y no teniendo que hacer click en las flechas, como ocurre en el ordenador, lo que te lleva a desviar constantemente la mirada de la imagen a las malditas flechas− la calidad acaba siendo casi siempre llamativamente baja, por lo que los vídeos se hacen incómodos de ver salvo que tengan un contenido que aporte algo relevante, novedoso, que capte la atención del público. Hay que tener en cuenta que −aunque hay cámaras baratas con calidad de imagen de FullHD 1080p 30fps como la Ricoh Theta S cuyos vídeos pueden reproducirse sin problema− si uno quiere reproducir vídeos sin ver píxeles como casas (lo digo porque el efecto 360º hace que que la calidad de la imagen frontal sea cinco veces menor, si no me equivoco), necesita un ordenador o televisor preparados para soportar, por ejemplo, las imágenes 4K de la Samsung Gear 360 ó las del “amasijo” experimental de GoPro Hero 4 Black que utilizó Devin Supertramp para su vídeo de Five Nights at Freddy’s en 360º y que, según él, grababa en 8K −cosa que, sinceramente, no logro comprender. Si alguno sabe por qué, que lo explique en los comentarios−. Evidentemente, mejor que nada es ver estos vídeos en el Oculus Rift o en cualquier otro buen visor de realidad virtual. Pero claro, te dejas un ojo de la cara para comprar el aparato, y luego ya no te sirve… Lo siento, no volverá a ocurrir.

Lo sorprendente es que el fenómeno 360º arrasa en la plataforma de vídeos independientemente del contenido de los mismos. Es como si cualquier vídeo obtuviera el triple de visitas sólo por estar grabado en 360º. La verdad es que yo también disfruto con esas cosas, pero me gusta mostrarme un poco escéptico con estas nuevas tecnologías que, en mi opinión, nunca sustituirán a los vídeos, nunca lograrán que la plataforma de Youtube se transforme completamente. Me llama la atención cómo grandes figuras del mundo de los vídeos, y en concreto de Youtube, como Casey Neistat o elRubius, se han obsesionado con el asunto de los vídeos en 360º y tecnologías de realidad virtual como el Oculus Rift, afirmando en varias ocasiones que esa es indudablemente la tecnología del futuro. Este “virus” de la realidad virtual ha llevado gente importante a hacer cosas importantes en eventos importantes. Sí, muy importante todo. Aquí un ejemplo: en la última Gala de los Oscars, Samsung tuvo la audacia de colocar al mejor daily vlogger del mundo, Casey Neistat, sobre un longboard (un Boosted Board, como no podía ser de otro manera) y hacerle bajar a toda velocidad por uno de los pasillos del patio de butacas, pasando junto a Leonardo di Caprio, para llegar hasta el escenario y saltar sobre él, todo esto mientras lo vloggeaba (¿por qué no? Total, con el ritmo de anglicismos que llevamos…) con la Samsung Gear 360, el último juguete de Samsung, una distinguida cámara de 360º, tal vez la única que aúna calidad con sencillez, una cámara que ya ha revolucionado el mundo de la realidad virtual cuando ni siquiera ha salido al mercado. Este espectáculo mundial fue planeado y hasta ensayado in situ incluso el mismo día de la Gala de los Oscars, pero horas antes de su comienzo se canceló por motivos desconocidos. Menuda locura habría sido. Finalmente, Samsung y Neistat se conformaron con grabar en 360º desde la grada el momento en el que Leonardo di Caprio ganaba el Oscar que, por otro lado, estuvo muy bien. Como me he puesto un poco hater con este asunto, aquí os dejo otro vídeo en 360º para que lo disfrutéis.

PERO BUENO, ¡yo he venido aquí a hablar de Youtube y de Snoop Dogg! Y me he enrollado como una persiana. En realidad ya sabía desde el principio que esto iba a ocurrir, pero me apetecía hablar estas cosas. Cuando he visto el vídeo de Youtube anunciándolo me he quedado alucinado.

“Está en fase beta” y “estará disponible” dentro de un siglo… ¡Madre mía, qué ocurrencias! Sólo está disponible “por el momento” en unos 10 vídeos:


Como podéis ver, la ida de olla es importante.

La página web, por si queréis visitarla: https://www.youtube.com/snoopavision

“Revolucionamos la forma de ver YouTube
-Vanguardista tecnología de 360º
-Experiencia cinematográfica inmersiva
-Snoop Dogg”

* * *

Espero que os haya gustado. Lógicamente, esto no se va a desarrollar más. Es una gran broma de YouTube. Un amigo me dijo ayer que es por el April Fools’ Day, celebrado el 1 de abril en muchos países, y que es un día en el que se hacen inocentadas.